La noche que me deslumbro el Sol.

Nada.El aire que respiro intenta escabullirse entre la penumbra. Ni siquiera el quiere darme un pequeño respiro. Nada. Las sombras invaden mi cabeza una y otra vez, en hordas imparables destruyendo la luz. Nada. Solo el dolor describiéndome algo que llaman infierno y que, ironía, no puedo describir.Nada.

Me levante y,entre aguijón y aguijón, escribí. Con un dedo, quizás con dos. Quería recordar aquella noche, quería sentir el dolor, la nada entre el lamento de mi silencio y el griterío de mis manos. No hice ruido, no quería despertar a mi familia, me detenía entre silencio y silencio. Y guardaba este escrito. Porque quise saber que sentí la noche en que me deslumbro el Sol, en que la Luz se hizo en mi cabeza tan instantánea que me cegó de dolor. Cuando maldije a quien me maldijo, cuando llore a quien me lloro. Cuando la miraba, cara a cara, y se escondió.

Quise conocer un sentir, quise sentir un conocimiento. Y escribí con lágrimas en los dedos. Con espadas en mi cabeza, recuerdos en mi corazón. Y escribí, trate de olvidar la luz que me cegaba, el dolor que me ahogaba. Trate de esconder el Sol que abrasaba dentro de mi cabeza... y la noche paso.

Guarde este trozo de escrito por que quise conocer que sentí al estar ciego por el dolor y porque, no se como, supe que no fui el primero al que, en la noche, le deslumbro el Sol. Pero quiero compartir ese momento para gritar, a pleno pulmón, que la noche paso y el amanecer llego. Y el dolor se ahogo con mis lágrimas y no volvió.No como aquella vez. Quizás se acobardo. Le plante cara, le dije que no gritaría. Aquella noche, no. Cerré los puños, los ojos de dolor... de rabia porque no daba la cara, porque me ataco a traición. Pero le dije que no. Y no grite. Lloré en silencio y se me angustio el corazón. Maldije su nombre pero no grite, quedamos el silencio, la noche, el Sol y yo. Le plante cara y se acobardo.

Estas palabras son para ti por si, alguna noche, te deslumbra el Sol. Porque quiero que sepas que no estas sol@, que somos much@s junto a ti. Plantale cara, no te acobardes, la esperanza del amanecer de un nuevo día inundará tu corazón. No tengas miedo, no des un paso hacia atrás, nada puede... si la miras cara a cara. ¿Verdad que sabes de que te hablo?.

Aquel amanecer, tras mirar cara a cara al Sol, escuche esta música para volver a sentir la vida en mi corazón.

Comentarios

  1. "Con un dedo, quizás con dos" me quedo la frase y entiendo el deslumbramiento, a mi me pasa algo parecido y levanto y escribo, me vació, sin comas, ni mayúsculas, ni puntos, todo seguido y jamás lo volveré a leer, a fe que me quedo a gusto me vacié de tanto sufrimiento y pensamientos. Mil abrazos Josep

    ResponderEliminar
  2. TE felicito por ser como eres y por tener la fuerza que tienes y la manera de trasmitirnosla a todos.
    Tú tampoco estás solo, estamos mucha gente contigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Luis Emilio " La noche que me deslumbrò el sol "

    Tu nos deslumbras con los sentimientos y el valor que pones para seguir adelante.
    Es muy interesante que estès en este blog. volcando tus pensamientos que han de aliviar a muchos con tu mismo problema...y comentarlo el que no lo padece a los demàs que lo sufren.
    Mis deseos que sigas sintiendo tu mejorìa como el calor que recibes del sol a cada dìa.

    un beso desde Argentina

    ResponderEliminar
  4. Jose Antonio....disculpa...te he cambiado el nombre....jajaaj
    debe ser que ando con sueño y me estoy dando tiempo para responder a los blogeros.

    un beso

    ResponderEliminar
  5. Sí. Sé de que hablas, aunque no le podría dar un nombre. Nos visita de noche y inunda la habitación de una claridad deslumbrante... Es la dolorosa lucidez del que no quiere sumergirse en el engaño. Tú tienes el don de suavizar los sentimientos sin que tus palabras pierdan en intensidad... Es poesía...
    Hasta pronto

    ResponderEliminar
  6. Me ha sobrecogido tu escrito fiero y taimado a la vez.
    Cobardía y rebeldía envalentonada al mismo tiempo y sobre toda esa lucha desgarradora...
    La esperanza hecha realidad amanecida.
    Así hay que mirar la vida,de frente y con garra.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares